NEGOCIACIONES de Agencias y Valores en Tiempo Real - COTIZACIONES Nasdaq 100, Ibex 35, Mercado Continuo

jueves, 2 de octubre de 2014

Aprovechar la racha bajista del euro para operar en bolsa

Tradicionalmente los inversores confían en que su dinero obtenga una remuneración mediante el cobro de los cupones en el caso de los títulos de renta fija o bien a través de los dividendos que les reporta la posesión de acciones de las compañías. De hecho, durante los últimos años son numerosos los casos de empresas que incluso se han endeudado para poder pagar a sus accionistas una retribución atractiva.

Pero pocas veces los inversores encuentran motivos para invertir en divisas. A pesar de que conocen los datos macroeconómicos para detectar cuando hay posibilidades de que el dólar suba o el euro baje, según la coyuntura de cada momento, existe todavía cierto desconocimiento sobre cómo acceder al mercado de Forex y obtener un beneficio con esta inversión, y eso que hoy en día es prácticamente accesible cualquier cruce de divisas para operar tanto con posiciones cortas como largas en cualquier par.

No hace falta, sin embargo, pensar en cruces demasiado exóticos ni en cambios de monedas que requieran más conocimiento teórico sobre la evolución de la economía y sus implicaciones para cada país. Ahora que el euro ha llegado a su nivel más bajo respecto al dólar desde hace casi dos años, situándose en la barrera del 1,27, puede ser una buena oportunidad para plantearse invertir en forex.

Las previsiones de casi todos los analistas y las firmas de inversión más prestigiosas indican que el euro puede llegar a bajar incluso al 1,20, dado que las distintas políticas monetarias que están llevando a cabo tanto la Reserva Federal norteamericana como el Banco Central Europeo indican que la moneda común europea se debilitará aún más.

En efecto, la perspectiva de subida de tipos de interés en Estados Unidos para la primera mitad del próximo año, que muchos expertos calculan que se podría adelantar antes de lo previsto, y la fortaleza de la economía norteamericana anticipan un horizonte de fortaleza del dólar, que se ve asegurado por la debilidad de la recuperación en Europa, alentada por los diversos anuncios de estímulos monetarios que las autoridades del Banco Central Europeo implementarían en caso de que fuera necesario para evitar el riesgo de deflación.

Un riesgo que con el euro sobrevalorado parecía más cercano y que ahora, aunque los últimos datos macroeconómicos no invitan al optimismo sobre el afianzamiento de la recuperación de la economía europea, por lo menos permiten vislumbrar un escenario más optimista para los países del euro.

Pero los analistas creen que si la economía norteamericana afianza sus perspectivas de crecimiento, que deberán ser contrastadas con los próximos datos macro que se publiquen (cifras de paro semanal, el índice PMI de servicios...), el euro podría prolongar su caída hasta el nivel del 1,20. Y esto puede ser una oportunidad para el dólar frente a la divisa común europea.

Los CFDs son un producto financiero complejo. Se trata de un producto apalancado cuyas pérdidas pueden exceder el depósito inicial. Los CFDs pueden no ser adecuados para todos los inversores.