NEGOCIACIONES de Agencias y Valores en Tiempo Real - COTIZACIONES Nasdaq 100, Ibex 35, Mercado Continuo

lunes, 14 de julio de 2014

Las posiciones cortas también permiten aprovechar los movimientos bajistas: más allá del caso Gowex

El análisis de una desconocida casa de análisis con nombre de comic ha permitido destapar el fraude de una de las empresas más valoradas hasta ahora por los expertos y gestores españoles. La falta de reacción inicial frente a las acusaciones de Gotham City Research y el posterior reconocimiento del consejero delegado de Gowex de la falsedad de las cuentas de la compañía tecnológica han vuelto a abrir el debate sobre si es lícito ganar dinero cuando una empresa cae de valoración por los informes realizados por una consultora.

Hace poco, el presidente de una de las principales firmas de asesoramiento financiero en España aseguraba que estamos acostumbrados a pensar que es bueno ganar dinero comprando acciones de una compañía y que se revaloricen en el tiempo, pero que se tiende a demonizar la operación contraria, es decir, vender las acciones de una empresa de la pensamos que puede sufrir una corrección en su valor. Y esta dinámica tan sencilla, por otra parte, es la que aplican continuamente los inversores profesionales, a través de diversos instrumentos derivados como los CFDS, a los que también tiene acceso ahora el inversor particular.

En los mercados observamos continuamente oportunidades de ganar dinero practicando una estrategia bajista, siempre que pensemos racionalmente que se trata de una operativa más y no sucumbamos a la sensación de pánico generalizado. El último ejemplo lo hemos vivido recientemente con la caída en bolsa del banco portugués Espirito Santo, que arrastró al índice bursátil luso y al resto de plazas del Viejo Continente. Los CFDs ofrecen la oportunidad de operar en mercados bajistas, con el mismo nivel de riesgo que en mercados alcistas.

Para el Ibex representó la cuarta corrección en lo que va de año, en un momento que había alcanzado ya los 11.000 puntos, en un movimiento que, no obstante, los expertos consideran más como una excusa para recoger beneficios y frenar la subida frente a la incertidumbre de los próximos meses.

Es cierto que los últimos datos macroeconómicos avivan el sentimiento alcista de recuperación que refleja la bolsa española, pero también comienza ahora la tanda de presentación de resultados trimestrales de las empresas que, unido a la evolución de los datos macro y de beneficios corporativos a nivel mundial, pueden suponer un correctivo al Ibex.

De hecho, algunos analistas técnicos destacan que aunque por ahora va recuperándose del último susto luso, no es descartable que pudiera volver a bajar a la cota de los 10.000 puntos o incluso menos, lo que permitiría entrar en determinados valores con precio de descuento. Y lo que también permite utilizar las posiciones cortas para anticipar ciertas caídas de algunos valores.

Los bancos medianos, como Bankinter, Bankia o Popular, han acumulado ascensos bursátiles desde los últimos doce meses que justifican las correcciones de los últimos días. Y probablemente no serán las últimas que se produzcan, puesto que el sector financiero se encuentra todavía en fase de consolidación. Una situación que, por otra parte, también vive la banca a nivel europeo.

Los test de estrés que deberán soportar los bancos a la vuelta del verano probablemente acelerarán determinados movimientos a la baja de alguna otra entidad como la experimentada por Espirito Santo que, aunque no reflejen ninguna tendencia peligrosa, sí que muestran correcciones de los inversores ante la falta de perspectivas concretas en los mercados mundiales.

Por Jose Ruiz

Los CFDs son un producto financiero complejo. Se trata de un producto apalancado cuyas pérdidas pueden exceder el depósito inicial. Los CFDs pueden no ser adecuados para todos los inversores.